Siempre hay un punto donde el camino se divide en dos (o más)
Se siente el vacío, se siente la deriva.